CBD y protección cardiovascular

Un estudio realizado el 2016 verificó que el CBD podría ser útil en el tratamiento de la miocarditis, que no es más que una inflamación del músculo cardíaco (mio- músculo, cardio- corazón, itis- inflamación) Este efecto antiinflamatorio se verificó por la disminución de la actividad de células CD3 y CD4 , que son citoquinas pro-inflamatorias. 

En otro de los estudios, éste quizás bastante más interesante, se observó una reducción en el tamaño del infarto cardíaco en conejos a los que se les indujo tal daño, y a los que posteriormente se les administró CBD (Feng Y et al, 2015). El infarto se les provocó cortando el aporte sanguíneo de una de las coronarias durante 90 minutos (de forma similar a lo que ocurre cuando alguien sufre un infarto de corazón). Los conejos que recibieron dosis de CBD tras esta reducción del aporte sanguíneo tuvieron una recuperación del tejido cardíaco mayor y más rápida que aquellos conejos que recibieron placebo. 

Siendo los problemas cardíacos una de las causas más importantes de mortalidad en nuestros días, resultaría bastante interesante el plantearse la utilización de CBD como terapia preventiva-protectora del eventual daño que nuestro ritmo de vida actual pueda provocar a uno de nuestros órganos más preciados: nuestro corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias