Investigaciones sobre cannabinoides y la Diabetes mellitus.

La Diabetes Mellitus (DM) es una enfermedad metabólica originada en el páncreas y se produce cuando este no es capaz de sintetizar la cantidad necesaria de hormona insulina, cuya función principal es mantener los niveles adecuados de glucosa en la sangre y transportarla hacia las células que la usaran como energía necesaria para su funcionamiento.

Cuando esta regulación falla, las personas mantienen niveles elevados de azúcar en sangre (hiperglicemia) mediando así una serie de signos y síntomas característicos de la enfermedad.

La neuropatía es la complicación más común de la diabetes y todavía se considera que es relativamente refractaria a la mayoría de los analgésicos. Existen estudios como el elaborado por Comelli, F y cols (2009) en donde se estudió el efecto antinociceptivo de un extracto de cannabis controlada (eCBD) para atenuar el dolor neuropático diabético. Los resultados concluyeron que la repetición del tratamiento de cannabis, alivia significativamente la sensación anormal del dolor mecánico (alodinia) y restaura la percepción del dolor térmico sin afectar la hiperglucemia. Además, los resultados mostraron que el eCBD aumentó el contenido de glutatión reducido (GSH) en el hígado, lo que conduce a una restauración del mecanismo de defensa y disminuye la peroxidación de los lípidos del hígado, sugiriendo que el eCBD proporciona protección contra el daño oxidativo en la diabetes.

Según estudios preclínicos en ratas tratadas con CDB, El-Remessy et al (2006), demostró que los cannabinoides pueden mitigar algunos síntomas de la enfermedad como la retinopatía diabética (causa principal de la ceguera por diabetes en adultos), al ser tratados con CDB por periodos de una a cuatro semanas.

Por otro lado, Rajabashisth et al 2012, mediante un estudio observacional, evaluó la asociación entre DM tipo 2 y el consumo de cannabis, llegando a la conclusión de que aquellos adultos entre 20 a 59 años de edad, con características similares de historia familiar de la enfermedad, poseían una menor prevalencia y probabilidad de DM que aquellos individuos que no eran consumidores de marihuana.

Fuente: Kalapa Clinic

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias